Un rico patrimonio, una ciudad estupenda para pasear, buena gente, buen comercio y muy buena comida. Zaragoza cuenta con un gran potencial entre el que se incluye la rica gastronomía como la que se puede encontrar en nuestro restaurante con comidas típicas como las migas con huevo, el ternasco de Aragón y la borraja.

Por lo tanto, dar un paseo por el centro de Zaragoza y combinarlo con el buen comer es posible en un establecimiento que cuenta con una ubicación excepcional y la mejor comunicación (L1 del Tranvía).

A continuación tienes algún plato de la comida típica de Zaragoza:

Migas con huevo

comida tipica de zaragoza migas con huevoLas migas suponen uno de los platos más tradicionales de la cocina española, de norte a sur, pero en Aragón se disfrutan de una manera especial, como plato de invierno que hará rápidamente entrar en calor. Las migas de nuestro restaurante mantienen el sabor de siempre, acompañadas de huevo, para que las disfrutes regadas por un buen vino manteniendo la receta de nuestros abuelos.

Ternasco de Aragón

Otra opción que te ofrece nuestro restaurante en Zaragoza centro es la del Ternasco de Aragón. Calificado como alimento cardiosaludable, con consejo regulador que garantiza su calidad, dicen del ternasco de Aragón que es una de las mejores carnes para comer por la suma de sus cualidades y por su sabor. No es una carne de cordero más, sino que llega de las razas ovinas seleccionadas, criadas en unas condiciones climáticas específicas manteniendo las tradiciones centenarias del entorno rural aragonés, a lo que se ha añadido la investigación para desarrollar nuevos productos.

Pero lo que cuenta, es que sano y sabroso, el ternasco se puede disfrutar en el restaurante en asado, chuletas o a través de recetas más innovadoras con las que te chuparás los dedos.

La borraja, reina de la huerta

comida tipica de zaragoa borraja de aragonSi hay una hortaliza de calidad y típica en Aragón, esa es la borraja, la cual podrás degustar en Caball. Se le denominada como la reina de la huerta por su gusto exquisito y sus valores nutritivos y saludables. Para el aragonés de a pie siempre ha supuesto un plato que se ha consumido de una forma humilde, hervida con patata o aliñada con aceite de oliva. No necesita mucho más, aunque se integra de muchas formas con otros productos, destacando por su bajo valor energético y su composición de vitaminas, muy rica en vitamina C y pro-vitamina A, lo que hace que tenga acciones antioxidantes.

Junto a sus platos tradicionales y su gastronomía de vanguardia, nuestro restaurante se convierte en un lugar excepcional para comer tres comidas típicas de Zaragoza, lo que se une a un amplio legado histórico y artístico junto con las posibilidades de ocio de la zona.